Los artículos

Sillón vintage: 10 modelos esenciales y modernos.

Sillón vintage: 10 modelos esenciales y modernos.

La elegancia de un sillón atemporal


Shutterstock

Si quieres invertir en un sillón vintage mientras te mantienes actualizado, entonces opta por un modelo clásico en cuero negro. Este tipo de sillón muy elegante tiene un aspecto atemporal que le permite integrarse en cualquier tipo de decoración. Impone un estilo seguro y cruza las edades sin tener una sola arruga.

El encanto del terciopelo


Shutterstock

¡A menudo asociamos vintage con terciopelo, y con razón! Un sillón de terciopelo vintage hace que la habitación sea más acogedora y cálida. Sus reposabrazos parecen llegar a nosotros y solo tenemos un deseo: acurrucarse en sus formas generosas. En cuanto a los colores, puede elegir también elegir un rojo brillante como un blanco inmaculado o un negro más sobrio según sus gustos y sus deseos.

Apuesta por la sobriedad


Shutterstock

Entre los sillones vintage, algunos ofrecen una sobriedad que permite ceder a la tendencia con moderación. Un modelo blanco sin tapicería o estructura de madera visible entra discretamente en todo tipo de interiores. También puedes decorarlo con coloridos cojines o mantas para darle más personalidad.

Abran paso a la originalidad


Shutterstock

Quién dice que vintage no significa necesariamente colores sombríos y suaves. Especialmente cuando un sillón vintage viene a vestirse con colores llamativos y modernos. El rosa fucsia, el rojo escarlata o el azul eléctrico transforman un sillón vintage en un elemento de decoración por derecho propio y totalmente moderno.

Sumérgete en los años 70


Shutterstock

Los años 70 están llenos de ideas inspiradoras para el diseño de interiores. El terciopelo está en el centro de atención, al igual que los colores cálidos como el amarillo mostaza o el naranja. Los montantes de madera asociados con este tipo de color nos ofrecen un viaje en el tiempo e inmediatamente renuevan su decoración.

Combina tapicería y pep's


Shutterstock

La tapicería es un elemento básico de la decoración interior vintage. Su estilo barroco se adapta perfectamente a los sillones de cuero que luego adoptan un estilo anticuado. Criado en un color excesivamente vitamínico, su sillón vintage se destaca en la modernidad y conserva su estilo auténtico. Una excelente manera de agregar sabor a la tendencia vintage.

Espacio en versión XXL


Shutterstock

Entre los muchos modelos de sillones vintage, hay modelos XXL con dos asientos. Estos mini sofás ofrecen un espacio para sentarse que es tan cómodo como suave. Ellos naturalmente encuentran su lugar en una sala de estar o en un dormitorio. En cuanto a la elección de colores, siga sus deseos: los tonos neutros se adaptan a un interior clásico mientras que los colores más brillantes se combinan mejor con la decoración moderna.

Diseño y vintage


Shutterstock

Es completamente posible combinar moda y vintage con estilo de diseño. Para hacer esto, elija un sillón en un color asertivo para mejorar su sillón y su silueta trabajada. Atraerá la vista y aportará personalidad a su habitación. Su espacioso asiento le ofrecerá toda la comodidad necesaria y sus materiales cálidos lo envolverán en suavidad.

Chic y esencial


Shutterstock

Para darle a su interior un toque tan elegante como refinado, nada como un sillón vintage en cuero marrón acolchado. Su aspecto tan británico es una garantía de excelencia. Esta decoración imprescindible puede integrar un escritorio, una sala de estar y un dormitorio. Este mueble se convierte en un elemento decorativo y calienta la atmósfera en un abrir y cerrar de ojos.

Suavidad y elegancia


Shutterstock

Déjese seducir por el encanto atemporal de un sillón de terciopelo vintage en colores cálidos. Un modelo azul intenso aportará calidez y cordialidad a la habitación. Los pies son ligeros para resaltar el asiento y el respaldo decorados con relieves decorativos. Puede romper el monocromo de este tipo de modelo colocando cojines decorados con coloridos patrones vintage.